All for Joomla All for Webmasters

Noticias AMCHAMDR

Aplicar la Guía de Sostenibilidad en tiempos de COVID-19

El COVID-19 ha impuesto una pausa obligatoria a las operaciones de la mayoría de las empresas. Muchas han aprovechado este período para sentarse a diseñar estrategias que puedan revitalizar y reinventar sus organizaciones para adaptarse a las nuevas exigencias del mercado y de los consumidores.

SostenibilidadCovid MedianaUna tendencia reciente ha sido incorporar prácticas sostenibles a los negocios que hagan un balance entre el crecimiento económico y la equidad social. En ese sentido, ha sido de gran apoyo paso a paso la “Primera Guía Práctica para integrar los Objetivos de Desarrollo Sostenible” que desarrolló el Comité de Sostenibilidad de AMCHAMDR.

Este documento orienta paso a paso a todas las organizaciones que quieren iniciar sus proyectos de sostenibilidad o a los que buscan integrar mejores prácticas sociales, económicas y medioambientales a fin de cumplir con los 17 ODS, definidos por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).

¿Cómo diseñar una estrategia de ODS a mi empresa?

Lo primero que les indica la Guía a las empresas que quieren considerar los aspectos sociales y ambientales de sus ejecutorias es hacer un autoanálisis para definir cuáles son los impactos (tanto positivos como negativos) que se derivan del ejercicio de su negocio.

Esto implica entender qué tipo de productos o inversiones hace la organización, evaluar qué opciones de potencialización y mitigación de sus impactos debe aplicar y cuáles de estos podrían vincularse a los ODS. Aquí concluye la primera fase de análisis que servirá de base para ejecutar la estrategia.

Para ello, se ha incluido una herramienta práctica para que tanto usuarios experimentados como para empresas que tienen su primer contacto con los ODS realicen el análisis de materialidad de acuerdo a su contexto.

Una vez se ha completado ese paso, sigue priorizar los ODS relevantes para el negocio y la relevancia que tienen estos para sus grupos de interés. Para esto y apoyados con la herramienta práctica, se debe hacer una lista con los stakeholders, analizar en una matriz la importancia que cada uno le otorga a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y determinar qué vinculación tienen éstos con el ejercicio de su negocio.

Con este análisis a la mano, se pasa a la tercera fase que consiste en establecer los objetivos e indicadores de gestión. Aquí las empresas deben tener identificadas las metas en base a los ODS priorizados según su interés, los objetivos SMART que adoptará la organización (específicos, medibles, alcanzables, realistas y en tiempo) y los indicadores a través de los cuales se medirá el cumplimiento de los objetivos.

El último punto consiste en comunicar a sus grupos de interés el compromiso que asumirá la empresa para gestionar la sostenibilidad. Es importante que en esta fase se involucre a la Alta Dirección y se emprendan acciones de concientización y divulgación de los objetivos de sostenibilidad a lo interno y externo de la empresa.

Integrar los ODS al sistema de objetivos estratégicos, financieros y operativos de la empresa resulta fundamental para el logro y cumplimiento de las acciones pautadas.