All for Joomla All for Webmasters

Noticias AMCHAMDR

El impacto del Coronavirus en la República Dominicana

Desde que el pasado sábado 29 de febrero, el Ministerio de Salud Pública confirmó el primer caso importado de coronavirus en el país, se ha producido un temor colectivo al posible contagio de la enfermedad.

Coronavirus MedianaAdemás, crece la incertidumbre entre diversos sectores sobre cuáles serán los efectos en la economía dominicana de la enfermedad que, desde que se detectó a finales del año pasado en China, ha infectado a unas 89,000 personas alrededor del mundo y ha provocado más de 3,000 muertes.

Distintos gremios empresariales junto al Ministerio de Salud Pública han hecho un llamado a evitar la histeria colectiva y seguir las informaciones de fuentes confiables. La Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores) consideró que confirmada la presencia del virus en el país es importante mantener la calma.

Mientras que el Banco Central manifestó que la República Dominicana se encuentra mejor preparada que otras economías emergentes para sortear el panorama internacional adverso, caracterizado por una alta incertidumbre debido al potencial impacto del coronavirus sobre la economía mundial.

La institución monetaria comunicó que se mantendrá dando seguimiento al potencial impacto de la enfermedad en la economía global y a los demás factores de incertidumbre, tanto externos como internos, y sus efectos sobre la demanda agregada.

A nivel internacional se pronunciaron esta semana el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Grupo del Banco Mundial, quienes anunciaron en un comunicado que están preparados para ayudar a los países miembros a afrontar la tragedia humana y el reto económico que constituye el virus COVID-19.

“Estamos colaborando activamente con las instituciones internacionales y las autoridades de los países, y prestando especial atención a los países pobres en los que los sistemas de salud presentan más deficiencias y la población es más vulnerable”, informan ambas entidades.

El FMI y el Banco Mundial indicaron que emplearán “al máximo los instrumentos que tenemos a nuestra disposición, que comprenden financiamiento de emergencia, asesoramiento en materia de políticas y asistencia técnica”.

“Es crucial fortalecer los sistemas nacionales de supervisión y respuesta sanitaria para contener la propagación de este brote y de posibles brotes futuros. La cooperación internacional es esencial para hacer frente al impacto sanitario y económico del virus COVID-19”, concluye el comunicado.

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Según estadísticas, alrededor del 80% de las personas contagiadas con COVID-19 se recuperan de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Quienes tienen un riesgo más alto de desarrollar una enfermedad grave y dificultad para respirar son las personas mayores y aquellas que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes.